La Butaca Roja.

No Tags | KGK

 

 

 

La Butaca Roja, es el nuevo manuscrito que he comenzado hace muy poco.

Ahí va lo escrito, ayer, de manera casi subconsciente, me salió así, disparado y a bocajarro. Os dejo una parte del texto crudo. Sin corregir .

 

Ahora debo seguir. Lo considero un deber conmigo misma. Por alguna extraña razón plasmé eso, y no otra cosa. A ver que sale. Pero las ideas ya circulan en mi cabeza como flexibles medusas eléctricas. Sí, prometí no escribir durante el verano. Pero la literatura ya ha envenenado mi razón, mi cuerpo y hasta mi alma. La adicción va en aumento. Lo siento por mi familia. Y por todo el que me conoce y espera unas atenciones que no llegan por mi parte, ni llegarán hasta sabe Dios cuando. No me lo toméis a mal. Simplemente he desaparecido para no distraerme. Desde hoy, debo pensar, vivir, comer, amar, mirar, sentir y hasta comprenderme, como otra mujer. Una que ha elegido ser la única habitante sobre la tierra.

 

 

Buenos días.

 

 

Basada en un hecho real,  LA BUTACA ROJA de Kuki García Kirsch.

 

 

sillon-vintage-136

 

“Es difícil vaciar la cabeza. Abandonar la mochila del pasado y liberarte de la carga del futuro. Pero no imposible. Créeme, yo lo conseguí.

 

 

Ahora cada día me levanto pensando “Hoy empieza todo” y antes de llegar al baño ya me he dicho a mí misma: “No debes dejar para mañana de ser feliz”. Estrangulé el pasado con mis propias manos, dejando sin respiración cada bofetada que me dieron, y ahogué el futuro que me negaba el presente en un barril de agua hirviendo, para deshacer cualquier sueño platónico, antes de coger las riendas de mi vida.

Fue al morir mi abuelo, cuando las cosas dieron un giro de 180º. Abandoné la ciudad, dejé mi segunda residencia en la costa, vendí todo lo que tenía y me fui a vivir a un viejo establo que acababa de heredar, en un pueblo fantasma, a doscientos kilómetros de la civilización y lejos de cualquier bicho viviente. Sin hipoteca, ni trabajo, ni pareja, ni vecinos, ni nadie ni nada más que una butaca roja, me encargué de ser la única habitante sobre la Tierra en un mundo súper poblado.

Y por primera vez en mi vida, me sentí viva, y capaz de cualquier cosa.”

 

 

 

La Butaca Roja, (Manuscrito del que llevo ya unas cuantas páginas.) Género Romántico-Erótico. Narrativa.

 

 

 


No Comments

Leave a comment